Las cifras no cuadran

En la Alemania 2018:

  • 1 mujer es Canciller Federal desde hace más de 12 años (considerada además como la líder europea)
  • 30% de los escaños parlamentarios son ocupados por mujeres
  • 4 de 6 partidos en el parlamento tienen presidentas parlamentarias
  • 72% de las mujeres trabajadoras entre 25 y 55 años de edad pueden vivir de su salario
  • 40% de las mujeres que trabajan en el sector de tecnología no tienen hijos
  • 44% de las mujeres obtienen títulos de educación superior frente al 34% de los hombres
  • Es potencia exportadora y la economía más fuerte y estable de Europa (y una de las del mundo)

¿Cómo puede ser que…

  • …exista brecha salarial de 24 por ciento justificada por “fuentes invisibles”?
  • …continúe existiendo el techo de cristal (subrepresentación femenina en sectores económicos bien remunerados) y piso pegajoso (sobrerrepresentación femenina en trabajos mal pagos y con poca responsabilidad?
  • …una alemana mayor de 65 años tenga más probabilidades de sufrir de pobreza que la media europea?
  • 72,3% del trabajo doméstico diario lo realizan las mujeres
  • …357 feminicidios se registren al año?
  • …109.000 casos de agresiones físicas, sicológicas y sexuales contra mujeres se reporten al año, la mayoría por parte de su pareja o ex-pareja sentimental?
  • y no se unen a las marchas del 8M

¿Quizá sea una cuestión de tiempos … como los 6 minutos perdidos en los relojes digitales en Europa por culpa de la disputa entre Kosovo y Serbia? Sarcasmo aparte, es hora de actuar para erradicar la desigualdad en la estructura del mercado laboral y de la repartición de cargas del hogar.

Hay herramientas útiles y sencillas como por ejemplo:

  • uso de lenguaje incluyente. Uso de ejemplos que promuevan visiones positivas de las mujeres y le quiten la carga revictimizadora
  • erradicación de términos que indiquen que los delitos contra las mujeres son “asuntos internos”
  • introducción de la licencia de paternidad de mayor longitud
  • reforma tributaria para los trabajos que menos ingresos perciben (alta proporción de mujeres en este caso)
  • Ser consciente en el uso de citas en los artículos, para incluir también expertas
  • adopción de buenas prácticas en gender mainstreaming
  • promover modelos alternativos de trabajo que incluyan home office
  • educar, educar, educar en el respeto y la diferencia
  • poner en práctica el acuerdo de la Convención de Estambul contra la violencia machista

 

Fuentes: